Hay mundo más allá de Javascript

El mundo de las tecnologías web está basado en el paradigma de la arquitectura cliente servidor, cuando nos conectamos a una web , esta está alojada en una máquina que hace de servidor y nosotros somos sus clientes.

Teniendo esto claro es lógico pensar que es necesario satisfacer dos tipos de requisitos, el del lado del servidor (la aplicación en si) y el del cliente (la interfaz de usuario).

Para ello surgen las tecnologías del lado servidor (lenguajes de pprogramación diversos) y las tecnologías cliente.

Dentro de las tecnologías cliente desde los orígenes de la www se ha impuesto el lenguaje Javascript como el estándar a la hora de interactuar con el usuario.

Basándose en Javascript existen numerosos frameworks o marcos de desarrollo que son una abstracción de muchas funciones comunes en Javascript y que facilita al programador la realización de aplicaciones proporcionando una interfaz más simple para hacer cosas habituales.

En otras palabras permite al desarrollador centrarse en el que hacer y no tanto en el como.

Ejemplos de frameworks Javascript son jQuery , casi elevado a la categoría de estándar, Mootols, Prototype etc.

A pesar de la supremacía de Javascript como lenguaje cliente, han surgido algunos proyectos que intentan hacerle sombra.

Es el caso de Dart, que intenta suplir a Javascript como lenguaje web. No se trata de otro framework basado en Javascript sino de un lenguaje independiente , creado por la todopoderosa Google y que trata de cubrir las carencias de Javascript, como por ejemplo su limitado rendimiento de ejcución.

Lo simpático del asunto es que Dart depende totalmente de que los navegadores lo adopten para que pueda ser ejecutado. Ni siquiera Google Chrome lo soporta de forma nativa, de tal forma que si alguien quiere programar en Dart necesita obligatoriamente convertir el código a Javascript, haciendo el código resultante algo totalmente espantoso.

Por poner un ejemplo, “Hello World” en Dart genera más de 17.000 líneas de código Javascript.

Esto ha provocado bastante burla en la comunidad web, como por ejemplo la imágen de la izquierda.

En resumen podemos decir que el reinado de Javascript es aún muy largo y que no hay perspectivas de sustitución por lo menos a corto plazo, pero empieza a haber intentos de renovar y modernizar la programación del lado del cliente.

Al fin y al cabo la variedad como la competencia es buena para todos, tanto para los usuarios finales como para los programadores.

Be Sociable, Share!


Los comentarios están cerrados.