Cambiar IP pública

Al conectarnos a Internet nuestro ISP nos asigna automáticamente una dirección ip pública que es exclusiva, es decir que en ese momento , nadie más la está usando. Esta dirección ip es nuestra identificación a lo largo de nuestra navegación. Si uno dispone de ADSL normalmente esta dirección se renueva con frecuencia, normalmente cada día. En cambio en caso de disponer de fibra óptica, normalmente la dirección ip se mantiene fija durante mucho más tiempo. Esto puede tener ventajas o desventajas según se mire.

Si por ejemplo uno se dedica al desarrollo web, es muy común en el proceso de desarrollo querer ver tu página a través de un proxy para cercionarte de que todo carga correctamente o utilizar alguna de las múltiples herramientas que existen de optimización (el w3c validator por ejemplo).

Para hacer esto necesitamos saber nuestra ip para poder proporcionarla a dichos servicios (a parte de redirigir el tráfico entrante por el puerto 80 al servidor de desarrollo entre otros ajustes que sin duda dan para escribir otro post).

Si hacemos esto varias veces en distintos días el hecho de tener una ip casi fija puede ser una ventaja. Al mismo tiempo podemos querer deshacernos de dicha ip una vez acabado, por seguridad, porque nuestro ISP nos ha limitado la velocidad o similar.

Casi siempre, nuestro ISP nos asigna una ip en función de la dirección MAC de nuestro router, acrónimo de Media Access Control, es una dirección única para cada dispositivo que está conectado a una red (puede ser internet o una LAN local) formada por 48 bits. La tarjeta de red del ordenador que enciendo cada día tiene una dirección MAC única en el mundo, así como el router que utilizo para acceder a internet.

Como decía, nuestra ip pública se nos asigna en función de la dirección MAC del router, por tanto es lógico pensar que si se pudiera cambiar dicha dirección cambiaría nuestra ip.

Para hacer el cambio normalmente existe en el panel de configuración del router una opción que dice “clonar MAC” o similar. Esto lo que hace es obtener la dirección MAC de la tarjeta de red del ordenador con el cual te estás conectando al router en ese momento, copiarla y asignarla al propio router. Después de eso, reiniciamos el router y obtendremos una nueva dirección ip.

La siguiente imágen muestra la comentada opción para un router WRT160NL Linksys, y dicho procedimiento fue llevado a cabo con el operador de fibra óptica gallego “R”.

 

Be Sociable, Share!


Los comentarios están cerrados.